TRES PUNTOS Y A SEGUIR LUCHANDO

El Burgos vuelve con los tres puntos en su visita al Tajonar del Osasuna Promesas. Los blanquinegros se imponen en el feudo del filial rojillo por la mínima gracias a un gol de Iker Hernández en la segunda parte.
Con las bajas de Rico y Youssef, Patxi Salinas dio entrada en el once a Ayoce y Sergio Esteban. El filial rojillo quiso imponer su ley desde el principio y a los tres minutos ya provocaron los primeros problemas a Saizar. Con los rojillos al ataque era el Burgos el que se defendía de las embestidas. El delantero rojillo Borja fue una verdadera pesadilla para el conjunto blanquinegro durante toda la primera mitad.
Mediada la primera mitad el Burgos intentó por mediación de Adrián Hernández generar peligro sobre la meta de Juan. Poco a poco los blanquinegros se iban haciendo con el control del balón en la medular. Justo antes del descanso Moncayola metió el miedo en el cuerpo a todo el conjunto burgalés con un remate que repelió el larguero. Con esa acción de peligro el partido fue llegando sin más problemas al descanso.
Patxi Salinas movió el banquillo en el descanso y su primer cambio fue un gran acierto dando minutos a Iker Hernández que poco después le recompensaría con el gol de la victoria. El primero en avisar en la segunda mitad fue Sergio Esteban con un cabezazo que hizo trabajar a Juan. Minutos después Iker aprovecharía un rechace en el área para introducir el balón en el fondo de las redes rojillas.
Con el equipo por delante en el marcador, el conjunto burgalés veía como necesitaba irse arriba y provocaba la apertura de espacios en su defensa. El primero en conseguir llevar de nuevo peligro a la meta de Juan fue David quien dispuso de una gran ocasión para marcar el segundo. El conjunto burgalés aguantó bien el resultado y una nueva victoria sube al casillero del Burgos.
El próximo partido será el domingo contra el Tudelano en El Plantío. El Burgos sigue a un punto del play-off y al acecho de esa cuarta plaza que hoy ocupa el filial realista.