Ha rebasado la barrera de los 4.500 de la campaña 2001/2002, cuando competía en Segunda

El Burgos bate su récord histórico de abonados

No hay dudas de que la ilusión se ha disparado en el Burgos Club de Fútbol. El cuadro de la ribera del Arlanzón, a menos de una semana para el debut liguero pero aún a 12 días de disputar su primer partido ante su gente, ha superado esta mañana el récord histórico de abonados desde su refundación al alcanzar os 4.503.

Un hito que cobra mayor relevancia si se tiene en cuenta que la anterior cifra tope se logró en la campaña 2001/2002, cuando el club competía en Segunda División. Entonces se rondaron los 4.500, una cantidad que ahora se ha superado. Y que e dispara por encima de los 7.000 si a ellos se suman los acuerdos alcanzados con fundaciones, empresas y entidades de todo tipo, además de carnets de categorías inferiores Con todos ellos, las gradas del Estadio Municipal El Plantío podrían presentar una imagen más que envidiable cada domingo, con cerca de 7.500 personas animando y empujando a los de Fernando Estévez.

El desarrollo de la campaña de abonados, en la que la nueva gestión apostó fuerte por abaratar los precios y facilitar descuentos para lograr una respuesta mayor de la grada, ha surtido efecto. Ya desde la primera semana, en la que más de 1.500 personas acudieron a renovar o dar de alta su abono, hacía presagiar una campaña histórica, lo que hoy se ha confirmado. El 12 de julio había superado la cifra de abonados de la anterior temporada, el 17 de julio se mejoró la mejor cifra en Segunda B y el 1 de agosto se habían superado los 4.000.

El Consejo de Administración se muestra más que satisfecho con los resultados de una campaña de abonados que aún sigue abierta y agradece el apoyo que la afición y la ciudad están mostrando por el nuevo proyecto.

Imágenes