El siempre complicado feudo del Calahorra mide el potencial de la escuadra de Fernando Estévez

El Burgos se examina en La Planilla

El Burgos Club de Fútbol afronta esta tarde, en La Planilla ante el CD Calahorra (20:00 horas) su cuarta prueba de la pretemporada. Tras empatar con el Valladolid B, golear al Real Burgos y caer ante un Mirandés de Segunda, el conjunto de Fernando Estévez continúa su puesta a punto en un estadio siempre complicado.

Las dimensiones del terreno de juego y la pasión que la afición calagurritana pone en cada enfrentamiento hacen de esta cita un buen test para medir el punto en el que se encuentra el equipo. A más de tres semanas aún del inicio de la competición liguera la escuadra blanquinegra se probará en un tipo de escenario que se encontrará en más de una ocasión durante la temporada regular.

El resultado de poco sirve a estas alturas de la pretemporada más allá de la confianza que sin duda dan las victorias. Lo más importante son las sensaciones transmitidas e ir engranando la máquina con la que funcionar una vez que arranque la competición. Y en esas se encuentra Fernando Estévez, que poco a poco va trabajando diferentes conceptos tácticos y puliendo los desajustes que se han vislumbrado en anteriores duelos.

La cita tiene la dificultad añadida de llegar con numerosas bajas para los burgalesistas. Están ausentes por temas burocráticos Kléber, Steylor, Marcelo y Pizzorno, además de los lesionados Andrés, Minutella, Albístegui, Goti y Diosbert Rivero. Por el contrario, podría gozar de sus primeros minutos con la camiseta blanquinegra Toché.

Imágenes

Indiano transforma el penalti del pasado sábado ante el Mirandés.Indiano transforma el penalti del pasado sábado ante el Mirandés. (Burgos CF)