El Burgos quiere dar un paso fundamental hacia la permanencia ante El Plantío más poblado de la temporada

En busca de la comunión perfecta

Que equipo, cuerpo técnico y afición sean uno solo. Es el objetivo en el duelo que este mediodía (12:00 horas) mide en El Plantío al Burgos Club de Fútbol con el Rápido de Bouzas. Los últimos resultados adversos han dejado “jodida” a la plantilla, en palabras de los propios jugadores, y la respuesta de la afición se antoja imprescindible para revertir la situación y recuperar la senda de la victoria. Ante los vigueses, a los que ya se ganó en el Baltasar Pujales (0-1, gol de Diego Cervero), el triunfo se antoja una obligación.

Tanto el club, con la entrega de entradas a los abonados, como el propio equipo ha pedido durante la semana que la grada sea el deseado número 12 que lleve a la victoria. Más aún si cabe de los que lo ha sido durante toda la temporada, y parece evidente que la respuesta de la hinchada blanquinegra va a ser espectacular. Más de 600 entradas se han retirado en las oficinas, por lo que más de medio millar d gargantas se unirán a las habituales para convertir El Plantío en un fortín que haga al Rápido de Bouzas jugar en inferioridad.

Pero será sobre el césped donde se dirima el resultado final. Y ahí el Burgos quiere demostrar su mejor cara de nuevo, la que le llevó a sumar 13 de 18 puntos en juego entre las postrimerías de 2018 y las primeras semanas de 2019. La recuperación anímica, explicó Mikel Saizar, es fundamental, y volver a ser sólidos en defensa, también.

Con la única excepción del dudoso por esguince de rodilla Aitor Aldalur, Fernando Estévez cuenta con todos sus efectivos para hacer frente a un equipo que se encuentra cuatro puntos por detrás en la tabla clasificatoria, y que aunque acumula cinco jornadas sin ganar, ha arañado puntos ante la Ponferradina y el Valladolid B y ha mantenido opciones de sumar hasta el pitido final en el resto de encuentros.

No será un partido fácil, por tanto. El Rápido, como ha explicado Estévez, maneja con acierto varios sistemas, tiene mucho peligro al contragolpe y compite los partidos hasta el final. Es intenso y conoce a la perfección sus armas, lo que le hace temible en cualquier situación. Máxime cuando sabe que un resultado positivo en El Plantío redoblaría sus opciones.

De todo ello es consciente el Burgos, que intentará llevar el encuentro a su terreno, limitar los errores y acrecentar aquello que está haciendo bien en las últimas semanas, como la creación de oportunidades suficientes para Mercer siempre un mejor resultado. Siempre, sin duda, con el apoyo incondicional de un El Plantío que mostrará la mejor cara de la temporada.

Imágenes

El equipo se abraza con la grada en el partido ante la Ponferradina.El equipo se abraza con la grada en el partido ante la Ponferradina. (Alba Delgado)