El cuadro blanquinegro marra hasta seis grandes oportunidades para llevarse la victoria sobre el Navalcarnero

Al Burgos se le resiste el gol

Con su actual situación clasificatoria, el Burgos Club de Fútbol precisa sumar de tres en tres cuanto antes. Algo que parece que se le resiste, pero que cada vez está más cerca: su mejora en el juego es más que innegable y la cantidad de oportunidades de gol creadas crece partido a partido. A poco que afine la puntería, lo goles llegarán y con ellos los triunfos. Por desgracia, la primera de ellas (con Estévez en el banco) no se ha logrado ante el Navalcarnero debido a esa carencia en los últimos metros.

Ha saltado al terreno de juego el Burgos con la clara intención de avasallar a su oponente, de ser protagonista y merecer la victoria. El Navalcarnero, por su parte, lo ha fiado todo al orden defensivo y el contragolpe de sus rápidos puntas, gozando también de algunas ocasiones para castigar a un equipo, el local, que esta vez no ha sufrido imprecisiones en la parcela defensiva.

Adrián Cruz ha avisado de las intenciones burgalesistas en el primer minuto y Julio Rico en el 7 con un chut lejano. Al cuarto de hora el disparo flojo de Madrazo se ha topado con Diego Conde y un centro de Undabarrena se ha paseado poco después por el área sin encontrar rematador. Sí lo ha habido en una doble oportunidad en el 35 salvada por la zaga, aunque las dos mejores acciones del primer tiempo han llegado en las postrimerías. En el 41 Chevi no ha podido superar al meta rival en el mano a mano y en el 43 Madrazo ha cruzado en exceso tras soberbia internada por la diestra. Poco premio al descanso para los méritos contraídos.

Tras el paso por vestuarios, ha seguido mandando en juego y ocasiones el Burgos, aunque una salida fría hizo que las oportunidades tardaran unos minutos en llegar. Para lograrlo, Estévez ha recurrido a un Elliot Gómez que ha aportado frescura y dinamismo, intensificando la apuesta navalcarnereña por la defensa y, cada vez más, la pérdida de tiempo.

Precisamente el canario, en el minuto 71, se ha topado con la madera en un tremendo saque de falta, una acción que ha espoleado a un Burgos que se ha lanzado con todo a por el triunfo, facilitando las contras madrileñas, siempre bien resueltas por la novedosa zaga blanquinegra.

Cuatro saques de esquina consecutivos, un tímido remate de Borda y una defectuosa cesión de Jesús que ha salido a milímetros de la cruceta han llevado el uy a una grada que se ha desesperado ante la cantidad de opciones desperdiciadas. Mientras, Diego Conde se ha ido al suelo y ha frenado el ímpetu burgalesista. Ya en el descuento, Cervero y Toni Rojano no han llegado a rematar un balón colgado desde la izquierda y el punta asturiano ha tratado de bajarla sin éxito en la última ocasión del partido.

Burgos Club de Fútbol: Mikel Saizar; Goti, Borda, Julio Rico, Aldalur; Adrián Cruz (Elliot Gómez, 60’), Undabarrena; Madrazo (Toni Rojano, 82’), Chevi, Hécor Figueroa (Yaw Annor, 72’) y Diego Cervero.

CDA Navalcarnero: Diego Conde, Jesús, Sergio (José Antonio, 22’), Manu Jaimez, Álex González, Joya (Del Pozo, 84’), Fran Santano, Mena, Bermejo, Joaquín (Esnaider, 88’) y Cifo.

Árbitro: Etayo Herrera, asistido por Conde Pérez y Losa García (Comité Vasco). Amonestaciones para Borda, Undabarrena y Aldalur en el Burgos y José Antonio, Mena y Joya en el Navalcarnero.

Puedes ver aquí las mejores fotografías del encuentro.

Imágenes

Undabarrena intenta el remate rodeado de rivales.Undabarrena intenta el remate rodeado de rivales. (Jarcha)