Un solitario tanto de Goti en el primer minuto permite al equipo de Estévez lograr un triunfo balsámico

Premio gordo para el Burgos

El Burgos Club de Fútbol ha logrado esta mañana, en el Municipal de Barreiro, el premio gordo. Un tanto de Goti cuando apenas se había cumplido el primer minuto de juego ha sido suficiente para que el cuadro blanquinegro logre su tercera victoria de la temporada, primera con Fernando Estévez en el banco, y de esta forma respire antes del parón navideño. 3 puntos que permiten mirar el futuro con mayor optimismo.

El encuentro ha empezado de manera inmejorable para los intereses de los hoy morados. En el primer minuto de juego, aún con muchos sentándose en sus localidades, el esférico ha llegado a Goti tras un balón en largo de Mikel Saizar en el que la zaga viguesa ha errado por alto. El vizcaíno no se lo ha pensado y ha batido a Iván Villar (0-1).

Si hace una semana, ante el Inter de Madrid, el Burgos apenas supo mantener su renta un puñado de minutos, esta vez sí que ha sido capaz de mantener su solidez defensiva. Al Celta B le ha afectado el inesperado golpe inicial y, aunque ha sido insistente en busca de la igualada, no ha tenido ideas claras para superar el novedoso dibujo táctico del Burgos, que ante la ausencia de jugadores en tres cuartos (Madrazo, Elliot y Chevi) ha modificado su dibujo para presentar tres centrales y dos carrileros de largo recorrido.

Y así, incluso ha estado más cerca del segundo el Burgos que del empate el Celta B. Vega, Eckert y Alende han probado a Saizar, que ha completado un encuentro soberbio, y Borda, Cantero, Adrián Cruz y, especialmente, Machuca, han rondado el 0-2. El madrileño, en el minuto 40, ha rematado al lateral de la red un centro medido de Aldalur.

El encuentro ha seguido por los mismos derroteros en el segundo tiempo, en el que el Burgos además de la presión de un celta combativo ha sabido luchar contra la incertidumbre de la cantidad de amonestaciones acumuladas, hasta 9. Nadie ha cometido ‘el error’ de ganarse una segunda amarilla que castigara el trabajo burgalesista.

No ha renunciado al contragolpe el Burgos, que por mediación de Cervero, Adrián Cruz y Kevin ha tenido cerca la sentencia, pero esta no llegaba y la incertidumbre y la necesidad de lograr la victoria han hecho que el partido se hiciera eterno. Dani Molina ha obligado a Saizar a intervenir en el minuto 72, y el propio ‘8’ celeste ha cabeceado por encima del larguero en el 86 en la que ha sido última oportunidad viguesa, que no del encuentro, ya que en la prolongación Yaw Annor y Toni Rojano han marrado una doble oportunidad sin consecuencias.

En resumen, tres puntos de oro parea un Burgos que afronta las navidades aún en situación complicada pero con la moral y la confianza recuperadas.

Real Club Celta de Vigo B: Iván Villar, Manu Farrando, Diego Alende, Ros, Álex Serrano, José Fontán (Pampín, 46’), Alberto Solís, Dani Molina, Dennis Eckert (Apeh, 66’), Iban Salvador (Pastrana, 66’) y Dani Vega.

Burgos Club de Fútbol: Mikel Saizar; Aldalur, Borda, Undabarrena, Cantero, Kevin; Goti (Yaw Annor, 92’), Jagoba, Adrián Cruz (Jaso, 87’), Machuca (Toni Rojano, 78’) y Diego Cervero.

Árbitro: Gao Aladro, asistido por Fernández González y Álvarez Rodríguez (Comité Asturiano). Amonestaciones para Manu Farrando, Álex Serrano, Diego Alende e Iban Salvador por el Celta B y Adrián Cruz, Undabarrena, Diego Cervero, Kevin, Aldalur, Jagoba, Mikel Saizar, Cantero y Borda en el Burgos.

Gol: 0-1 (minuto 1). Goti.

Imágenes

Los jugadores festejan en el vestuario vigués la importante victoria.Los jugadores festejan en el vestuario vigués la importante victoria. (BCF)