Empate a todo en Anduva

Un partido apasionante el que se ha vivido en Miranda de Ebro. Dos equipos invictos han hecho disfrutar a dos aficiones volcadas en las gradas de Anduva. Mas de un millar de fieles blanquinegros han empujado al conjunto de Patxi Salinas sin cesar.

Vibrante lucha en el centro del campo por el control del balón en los primeros compases del encuentro con ocasiones en ambas porterías. Con Iker y Carlos en la punta, fueron ellos quienes llevaron el peligro al arco defendido por Limones. Tras varias ocasiones para el conjunto rojillo, fue Iker Hernández quien con un soberbio remate con su diestra lograba introducir el balón en las redes rodillas.

Una ocasión de Yanis ante Saizar y dos remates de Eloy fueron las ocasiones más destacadas por del Mirandés. Mientras que por parte del Burgos, las jugadas llegaban por las bandas con los dos extremos, Eneko y David.

Tras el descanso fue el Mirandés el que más apretó y se acercó a la meta de Saizar. Una segunda jugada en el área pequeña del Burgos que los defensas visitantes no pudieron despejar supuso el gol de Cervero para los locales. Saizar detiene su contador personal con la portería a cero y el Burgos recibe, en la décima jornada, su primer gol de la temporada.

La entrada de Youssef y de Adrián supusieron más pólvora en ataque para el conjunto burgalés. Unos minutos de gran presión del Mirandés tras su gol pusieron las cosas difíciles a la zaga blanquinegra.

Los minutos finales fueron un ataque constante del Burgos, asediando la portería de Limones. Primero Andrés con un gran disparo desde fuera del área, y más tarde David Martín con un balón que rebotó en el larguero tras una peinada hacia atrás de Cervero y Borda sólo en el segundo palo no logró batir de nuevo a Limones.

Empate a goles, juego y esfuerzo por parte de los dos conjuntos.

Imágenes