El Burgos se mide en Pasarón (17:00 horas), donde nadie ha ganado aún esta campaña, al Pontevedra

Al asalto del fortín pontevedrés

Con el paso de las jornadas, la exigencia aumenta. Cada partido es una final para el Burgos Club de Fútbol, y en esta ocasión el rival (17:00 horas) es uno de los más peligrosos del Grupo, enmarcado en la lucha por el play off de ascenso e invicto en el escenario del duelo. Los blanquinegros se desplazan a Pasarón para tratar de rascar algo ante un Pontevedra que llega al duelo, eso sí, con bajas sensibles.

Nadie ha logrado vencer esta campaña en Pasarón, donde han pasado ya los primeros cinco clasificados, a excepción del Atlético de Madrid B. Real Madrid Castilla y Fuenlabrada, este hace apenas dos semanas, salieron goleados (3-0), la Leonesa sucumbió (2-1) y únicamente La Ponferradina de entre los ‘grandes’ puntuó (0-0 en octubre). En el aspecto positivo para el Burgos, equipos de la zona baja como Inter de Madrid, Fabril o Valladolid B han sumado en Pontevedra, lo que hace albergar esperanzas de “sumar”, como destacó Fernando Estévez.

El técnico capilurrio mantiene la baja de Aldalur y, por lo visto durante la semana, podría repetir el sistema y los hombres que lo pusieron en práctica ante el Rápido, aunque con alguna variación en las posiciones. Más cambios tendrá que hacer Luismi Areda, entrenador de los gallegos, que pierde para este duelo al mediocentro Borja Domínguez (llegado en invierno desde el Alcorcón) y el extremo Pedro Vázquez, ambos titulares y sancionados.

Son precisamente estos dos de los hombres que evidencian el gran fuerte del Pontevedra, y señalado por Eneko Undabarrena como una debilidad burgalesista durante la semana. Los granates sacan un gran partido de las transiciones defensa-ataque por la velocidad de sus bandas y la rapidez de ejecución de su centro del campo. Y los burgalesistas, argumentó Undabarrena, han pagado en muchos encuentros de la temporada sus problemas para el repliegue tras pérdida de balón. Ante el Rápido de Bouzas el equipo dio un paso adelante en ese aspecto evitando despoblar la zaga en fase ofensiva; pero sin duda en pasaron el bloque afrontará un exigente examen al respecto.

Cita, por tanto, de gran exigencia para los hombres de Fernando Estévez, que y han dado la cara en numerosas ocasiones ante los bloques de la zona alta (victorias sobre Ponferradina y Fuenlabrada y empate en León) y que quiere mantenerse una jornada más fuera de la zona de descenso sacando un resultado positivo de lo que, al menos hasta hoy, es un auténtico fortín.

Imágenes

La victoria sobre el Rápido ha aumentado la moral blanquinegra.La victoria sobre el Rápido ha aumentado la moral blanquinegra. (Alba Delgado)