El delantero argentino asegura que fue la posibilidad de jugar en España la que le hizo decantarse por el Burgos

Rojano promete trabajo para "alcanzar objetivos"

El último fichaje del Burgos Club de Fútbol, Toni Rojano, ha asegurado esta mañana en su presentación oficial que la posibilidad de jugar en España fue determinante a la hora de acepta la propuesta del club blanquinegro. “Tuve otros ofrecimientos, pero le dije a mi representante que priorizara la posibilidad de venir acá”, ha afirmado.

Rojano, que ha prometido “trabajo” para tratar de alcanzar los “objetivos que le vayan surgiendo al equipo”, ha asegurado que le gusta la cultura futbolística española, motivo por el que no le costó demasiado optar por jugar en El Plantío. “Me presentaron un proyecto ilusionante, con un estadio en reforma, creciendo, con aspiraciones, con un equipo nuevo. Hablé con Endika (Gabiña, director deportivo y el míster (José Manuel Mateo) y decidí venir”, ha aseverado. A su representante, tras concluir su vinculación con el Hamilton escocés, le solicitó jugar en España. “Quería venir, no me importaba que fuera a Segunda División B”, ha dicho. Porque aunque no conoce aún “a los rivales del grupo” sí sabe de la competitividad del fútbol español.

Rojano, además, ha destacado que el equipo le gustó en el partido ante el Unión Adarve y que el juego se adapta a sus condiciones. “Me pareció que hicimos un buen fútbol y que tuvimos ocasiones para ganar. Además, se ganó la línea de fondo en muchas ocasiones y se pusieron centros, algo que me va bien porque no soy un ‘9’ de jugar de espaldas o de estar fijo entre los centrales, sino de sorprender y de llegar”, ha comentado.

Rojano, que el sábado volará a Argentina para cerrar los últimos trámites de su visado de trabajo, se centra ahora en “estar en buena forma para una vez que todo esté en regla poder estar a disposición del míster”, ha concluido.

Imágenes