Un doblete del punta del Sanse condena a un equipo blanquinegro que ha jugado una buena segunda mitad

Castel castiga al Burgos

No ha podido sumar en San Sebastián de los Reyes el Burgos Club de Fútbol. El equipo de José Manuel Mateo ha caído derrotado (2-0) ante un rival en el que el estado de gracia de su delantero, Castel, ha marcado la diferencia. Y es el que el madrileño ha alojado en las mallas dos de las tres oportunidades de las que ha disfrutado durante el encuentro y ya acumula seis en la temporada.

Los primeros compases ya dieron muestra de la dificultad de vencer en Matapiñonera. La hierba artificial dificultaba el control y el pase del esférico, haciendo impredecible además el bote, algo que se ha notado en el 1-0, que ha llegado muy pronto.

Corría el minuto 10 del encuentro cuando el balón le ha llegado a Perales entre líneas y el ‘9’ de los madrileños ha buscado al espacio a Castel, quien ha ganado la posición a su marcador y ha definido bien a la derecha de Mikel Saizar. Nada ha podido hacer el meta guipuzcoano, que minutos antes había sacado una buena mano a cabezazo precisamente de Castel.

El gol ha dado tranquilidad al Sanse y ha obligado al Burgos a arriesgar más. Y el equipo de Mateo no ha rehuido la responsabilidad. Toni Rojano, con un chut por encima del larguero, ha avisado de las intenciones burgalesistas, que en el primer tiempo, sin embargo, no se han materializado en más oportunidades de verdadero peligro más allá de un cabezazo de Diego Cervero que se ha perdido por la línea de fondo con Irureta ya batido.

Sí han llegado, por el contrario, las ocasiones tras el paso por los vestuarios, cuando el bloque castellano se ha rearmado y ha saltado al césped con mejores sensaciones. Ha empezado a combinar con acierto, a generar superioridades gracias al desborde por bandas y generar verdaderos apuros para Irureta. Y así ha llegado la oportunidad más clara y, quizás, clave del encuentro, cuando en el minuto 50 Goti, desde el punto de penalti, ha rematado por encima del travesaño tras una sensacional acción de Madrazo en la que el vasco ha ganado línea de fondo y ha cedido atrás para la llegada del ex del Leioa.

Atosigaba el Burgos al Sanse, que había empezado ya a alargar los saques de banda y fondo y a sentir molestias musculares que le permitían ganar segundos al reloj. Y el asedio ha aumentado con la entrada de Yaw Annor, cuya verticalidad ha sido explotada por el Burgos con balones profundos. El ghanés, muy activo, ha dispuesto de un par de buenas ocasiones, como también Diego Cervero, de nuevo de cabeza.

Pero cuando más achuchaba el Burgos y más cercano parecía el empate ha llegado el 2-0 en un saque de esquina. Castel, nuevamente, ha rematado al fondo de las mallas tras recoger un rechazo del poste (minuto 65). Un tanto que ha sido una losa insalvable, máxime cuando solo seis minutos después Diego Cervero, tras controlar con el pecho, ha desperdiciado la oportunidad de meter a los burgalesistas nuevamente en el partido. Irureta ha adivinado las intenciones del asturiano y frustrado a un Burgos que, sin embargo, no se ha rendido y lo ha seguido intentando también tras el pnalti detenido por Saizar, espoleado en todo momento por un grupo de 300 espectadores que ha despedido con aplausos al equipo pese al resultado adverso.

UD Sanse: Irureta, Rubén Valverde, Iván Pérez, Nico Kata, Jota, Zazo, Carlitos (Giovanni, 76') Galindo (Satoca, 63'), Perales, Agüero (Andy Escudero, 70') y Castel.

Burgos Club de Fútbol: Mikel Saizar; Aldalur, Julio Rico, Acosta, Jaso; Goti, Undabarrena, Jagoba (Machuca, 67'), Madrazo; Toni Rojano (Gabri, 79') y Diego Cervero.

Árbitro: Domato Pedreira (Comité Balear). Amonestaciones a Jota y Castel por el Sanse y a Madrazo, Jagoba, Toni Rojano y Undabarrena por el Burgos.

Goles: 1-0 (minuto 10). Castel. 2-0 (minuto 65). Castel.

Imágenes

Madrazo, en la imagen en un partido previo, ha estado muy activo por banda izquierda.Madrazo, en la imagen en un partido previo, ha estado muy activo por banda izquierda. (Jarcha)