REPARTO DE PUNTOS INSUFICIENTE EN EL PLANTÍO

El Plantío recibía al Racing de Santander con la necesidad de ganar para buscar consolidarse en los puestos de playoff, mientras que el Burgos apuraba sus ya escasas oportunidades de luchar por una plaza entre los cuatro primeros.

Un partido disputado durante sus noventa minutos en el que ambos clubes han demostrado que son dos equipos combativos y con ganas de pelear hasta la última jornada. Comenzó el encuentro con mucho juego en el centro del campo, jugaba bien el Burgos en la línea del diez pero no lograba verticalizar sus jugadas de ataque. La primera ocasión la tuvo el Racing en una falta en los primeros quince minutos pero después fue el conjunto burgalés el que tomó la iniciativa en ataque.

El primero en golpear fue el Burgos con un gol a los 21 minutos de la primera parte con un remate en el segundo palo de Julio Rico que celebraba con un gol su renovación esta semana. A los pocos minutos sería Borja Lázaro quien con una bellísima vaselina batía a Mikel Saizar y ponía las tablas en el luminoso. El Burgos siguió atacando hasta el final de la primera parte.

La segunda parte fue un cúmulo de ocasiones para ambos equipos, las más destacadas una doble ocasión mediado el minuto 65 para el Racing. Después sería el Burgos quien tras los cambios de Manzano por Ramón y Carlos por Adrián lograba llegar una y otra vez con peligro a la portería de Iván Crespo. Hasta los últimos minutos lucharon ambos clubes, primero el Racing con Antonio Tomás en el minuto 90 y luego el Burgos con dos córners en los minutos de descuento. Ninguno de los clubes logró mover el marcador y los puntos se repartieron en El Plantío dejando insatisfechos a ambos equipos y a sus aficiones.

El Burgos se sitúa undécimo con 43 puntos, y la próxima jornada visitará el campo de la Peña Sport en Tafalla con la mente puesta ya en la victoria y los tres puntos.