Fernando Estévez confía en el que el choque ante el Navalcarnero sea un punto de inflexión

"Si ganamos veremos las cosas de otro color"

De llegar la victoria, el partido de este domingo (12:00 horas) ante el Navalcarnero puede ser un punto de inflexión para el Burgos Club de Fútbol. Así lo cree el técnico Fernando Estévez, para quien ganar permitiría “ver las cosas con otro color”, ha afirmado este mediodía ante los medios de comunicación.

El entrenador granadino ha destacado que la línea a seguir sigue siendo el fútbol desplegado en las últimas semanas, pero traduciéndolo en resultados. “Es lo que nos está faltando, porque aunque ante Unionistas no estuvimos bien los últimos 20 minutos hemos demostrado una buena línea, el trabajo está siendo positivo y tenemos ante nosotros la oportunidad de ganar y acercarnos mucho al grupo de equipos que nos preceden”, ha recordado. “En el equipo hay el firme convencimiento de que vamos a Sali de las posiciones de descenso, ya sea en tres, cuatro o seis jornadas” ha añadido.

Ese optimismo, sin embargo, no hace a Estévez perder de vista la realidad actual del equipo. “Las expectativas eran altas, pero hay que ser realistas. Estamos en puestos de descenso y el objetivo más inmediato es lograr cuando antes los 45 puntos que dan la salvación”, ha remarcado. “A partir de ese instante podremos pensar en cotas más altas”, ha dicho.

Y para empezar a acercarse a esa cifra toca ganar este domingo en El Plantío al Navalcarnero, que con 15 puntos precede a los burgalesistas en la tabla. “Es un equipo muy potente en la estrategia, con buenos lanzadores, que logra convertir todos los saques de banda en tres cuartos en segundas jugadas dentro del área y que viene en buena dinámica”, ha afirmado. Pero que puede significar un deseado punto de inflexión en l campaña: “puede ser el encuentro que nos dé una alegría, que nos haga congraciarnos con la afición y ver el futuro con otro color”, ha finalizado el capilurrio.

Imágenes

Fernando Estévez, el miércoles en Castañares.Fernando Estévez, el miércoles en Castañares. (Alba Delgado)