El Burgos recibe al Coruxo con la intención de sumar su segundo triunfo consecutivo en El Plantío

Convertir El Plantío en un fortín

A partir de las 17:00 horas, y con el Coruxo como rival, el Burgos Club de Fútbol busca esta tarde su segunda victoria liguera de la temporada. Lo hace en El Plantío, donde aún no ha perdido, y con el deseo de convertir el Estadio Municipal en un fortín que permita al equipo crecer y lograr una regularidad que trasladar luego a los encuentros a domicilio.

José Manuel Mateo, con su plantilla cada vez más cerca de estar al completo (dispone para este encuentro de 20 de sus 23 jugadores), no se fía de la mala situación y dinámica del rival, que ha caído en sus últimos tres encuentros. Sabe el técnico navarro que en los inicios de temporada la clasificación no siempre hace justicia con los méritos contraídos, y que además estas derrotas han llegado ante escuadras apostadas en la parte alta de la clasificación: Celta B, Fuenlabrada y Ponferradina. El equipo de Jacobo Montes es un boque de buen manejo del balón, que cuenta con jugadores experimentados, entre los que se encuentran dos exburgalesistas: Antón de Vicente y Jacobo Trigo.

En las filas locales, la obligación es eliminar los errores cometidos y mejorar en aquello que se hace bien: reducir los goles encajados y transformar en tantos las oportunidades que cada jornada el equipo crea pero no materializa. “Vamos a estar más alerta”, avisaba Jon Madrazo. “Por trabajo no va a ser, ni por nuestra parte ni de los jugadores”, añadía Mateo.

Nadie niega los méritos futbolísticos realizados por los blanquinegros hasta la fecha, siendo en muchos encuentros superior al rival en dominio, oportunidades e intensidad. Ahora, como ante el fabril hace dos semanas, toca que esos merecimientos reporten puntos y permitan iniciar la escalada clasificatoria.

Imágenes

La plantilla celebra un gol logrado ante el Fabril.La plantilla celebra un gol logrado ante el Fabril. (Jarcha)