Nueva derrota en Merkatondoa

Ya había augurado Patxi Salinas que sacar puntos en el feudo del Izarra iba a ser complicado. Un campo que se le da bastante mal al conjunto burgalés fue el escenario de la segunda derrota de la temporada para los de El Plantío. El césped artificial y las dimensiones reducidas fueron verdaderas trabas para el club burgalés que vio superado en las jugadas de estrategia.

Sufrió mucho el Burgos en Estella, un partido igualado y muy físico que respondió a las expectativas que había en este choque. Comenzó mal el Burgos cuando en el minuto 6 ya iba por detrás en el marcador debido a un penalti por mano de Sergio Esteban y que Bolo no falló ante Saizar a pesar de adivinar la trayectoria.

Tras este golpe, el Burgos intentó reaccionar, se lanzó al ataque y pronto encontró la recompensa con una chilena de Adrían que batía al meta local y ponía el empate en el vetusto marcador de Merkatondoa.

El ritmo del partido lo marcaba el Burgos, el balón se disputaba en el centro del campo sin inquietar las porterías. En la segunda parte, el Izarra adelantó sus filas y con mucha presión sobre el Burgos, un error en la marca en una jugada de estrategia permitió a Javi Bolo batir de nuevo al meta Saizar, que por primera vez en la temporada tuvo que recoger dos balones de las redes.

Ambos delanteros blanquinegros, Adrián y Carlos Álvarez, lo intentaron hasta el último suspiro, pero no pudieron conseguir batir al meta local y los tres puntos se quedaron en Estella. Una semana dura para el cuadro que entrena Patxi Salinas, pero toca pensar en el Bilbao Athletic, próximo rival en El Plantío.