El Burgos se enfrenta al Navalcarnero, que le precede en la tabla clasificatoria pero es el mejor equipo del último mes

Tras la moral, las victorias

En el primer encuentro del mes de diciembre, el Burgos Club de Fútbol recibe en El Plantío al Navalcarnero. Lo hace en un encuentro muy importante, ya que los madrileños son el bloque que precede a los de Fernando Estévez en la tabla clasificatoria, en posiciones de play out con 4 puntos más, 15. Ganar permitiría, como ha apuntado el técnico, que los burgalesistas se reengancharan al grupo que se encuentra en posiciones de permanencia, viendo el futuro “con otro color”. Una vez recuperada la moral, el objetivo es volver también a la senda del triunfo.

La intensidad en los entrenamientos de la semana ha sido notable, algo que el entrenador ha destacado tanto en la sala de prensa como en los diferentes ejercicios realizados durante la semana. En ellos, el capilurrio ha querido elevar una moral que ha crecido tras el resultado positivo obtenido en el Reino de León, especialmente por las circunstancias: ante el favorito número 1 al ascenso de la categoría, a domicilio, tras comenzar perdiendo y en inferioridad numérica. Un golpe de moral positivo que se espera aprovechar para reencontrarse con la victoria en El Plantío.

Y para ello, Estévez cuenta con su plantilla prácticamente al completo. Kevin y Cantero, tras dos jornadas de ausencia al caer lesionados en Valdebebas, han entrenado con el grupo, Borda también ha superado las molestias en los isquiotibiales sufridas durante la semana y el resto de jugadores se encuentran en condiciones óptimas. Únicamente Jagoba, tras ser expulsado en León, es baja, ausencia que se compensa con el regreso tras sanción de Undabarrena.

Enfrente, un Navalcarnero que ha tenido un irregular inicio de temporada. La sexta plaza alcanzada la pasada campaña, luchando hasta la última jornada por entrar en el play off por el ascenso, elevó las expectativas, lo que unido a los malos resultados propició un cambio de entrenador. Llegó al banquillo Fran Garrido y con él los navalcarnereños han recobrado la senda victoriosa de la pasada campaña: son los mejores del grupo en las últimas cinco jornadas, con 10 puntos sobre 15 sumados. Una realidad que deja a las claras la dificultad de lograr los puntos en juego.

En lo estrictamente deportivo, los madrileños llegan al duelo con la baja por tarjetas del zaguero Ariel y con su punta Joaquín (7 goles) en racha. Dos equipos, pues, con obligaciones clasificatorias y moral recuperada. Una cita para congraciarse con la gente y devolverle su incondicional apoyo.

Imágenes

Fernando Estévez da instrucciones a sus hombres durante un entrenamiento.Fernando Estévez da instrucciones a sus hombres durante un entrenamiento. (Alba Delgado)