El Burgos se mide al Inter de Madrid en un duelo en el que podría sellar prácticamente su salvación

De Madrid... ¿al cielo?

En Madrid puede prácticamente tocar el cielo este mediodía el Burgos Club de Fútbol. El equipo de Fernando Estévez se mide en el Polideportivo Municipal de Boadilla del Monte al Inter de Madrid (12:00 horas) en una jornada en la que ganando, y teniendo en cuenta los varios enfrentamientos que hay entre rivales directos, podría dejar prácticamente sellada su permanencia. Tras una campaña de sinsabores, la oportunidad pinta sublime para, al menos, evitar el descenso directo de forma matemática.

Ganando al inter de Madrid los burgalesistas mejorarían, al menos, una plaza en la clasificación. Su rival de este mediodía se ha visto en problemas a pesar de que hace mes y medio estaba prácticamente salvado. Pero los equipos de la zona baja, tradicionalmente, aprietan en la recta final y los de Marcos Jiménez, con numerosas ausencias y mermados en efectivos, podrían tener dudas en caso de derrota hoy.

El partido, en cualquier caso, se presenta impredecible por las propias circunstancias del estadio y del rival. Un campo de hierba artificial, una superficie a la que no está acostumbrado el Burgos y que no se le ha dado especialmente bien esta campaña. Y un oponente con un gran bagaje ofensivo… pero desastroso defensivamente, lo que ha deparado para los madrileños tanto escandalosas goleadas a favor (1-5 en Navalcarnero o 5-1 ante el Atlético B) como en contra (encajó un 3-6 ante el Sanse o un 5-0 del Celta B hace solo tres semanas). Un equipo, por ello, con 44 goles a favor (el Fuenlabrada, líder, le iguala) pero 50 en contra, solo superado por el Navalcarnero y el Unión Adarve.

En clave puramente deportiva, para los de Fernando Estévez la cita es la primera de las reválidas sin Asier Goti, el jugador más afortunado ante el marco rival de la temporada (7 goles, 5 de ellos traducidos en triunfos por la mínima). Fer Ruiz se presenta como la alterativa más probable, aunque también aparecen en los pronósticos Madrazo y Annor.

Futbolista, sea quien sea, que deberá como sus compañeros adaptarse a un césped sintético en el que muchos otros han sufrido incapaces de controlar el bote del esférico, castigados por los despistes en las segundas jugadas o arrastrados a un encuentro de ida y vuelta al que no están acostumbrados. El resultado registrado en El Plantío (2-2), con alternativas constantes, da muestras de la dificultad de medirse a un equipo como el Inter de Madrid.

Como aseguró Fernando Estévez en la previa, sumar sería positivo, ganar casi definitivo… y perder, ni se contempla.

Imágenes

La plantilla saluda a la afición tras la victoria sobre el Valladolid B.La plantilla saluda a la afición tras la victoria sobre el Valladolid B. (Alba Delgado)