Actualidad - 15/09/2019

Por Burgos CF

A estrenar el casillero de victorias



El Burgos Club de Fútbol quiere estrenar esta tarde (17:00 horas) su casillero de triunfos en la temporada oficial. Los de Fernando Estévez reciben al CD Calahorra en un Estadio Municipal El Plantío que estrena su nueva grada Lateral, que presentará nuevamente una imagen excepcional como ya mostraran Tribuna y Fondo Sur en el debut ante el Alavés B.

El rival, al que los burgalesistas vencieron en pretemporada, se ha mostrado en el arranque liguero como un equipo correoso, aguerrido y al que es complicado ganar. De hecho, no conoce la derrota pese a haberse medido ya a dos de los teóricos aspirantes a la zona noble, Athletic B y Logroñés, a los que arañó sendos empates.

Con todo un veterano de los banquillos al mando como Miguel Sola, el equipo de los exburgalesistas Carralero y Jorge Fernández aspira a salvar la categoría, aunque ya muchos le apuntan como candidato a ser la sorpresa positiva de la campaña. “Son un equipo dinámico, que defensivamente funcionan como bloque, pero que en ataque utilizan muy adelante a sus laterales y que gustan de dominar el balón”, analizaba Fernando Estévez el viernes. Chaco, Manjón y el central exosasunista Echaide son algunos de sus futbolistas más destacados de un bloque humilde pero peligroso.

Aunque las miradas estarán puestas especialmente en los blanquinegros. Los hoy locales quieren lograr su primer triunfo oficial de la temporada tras tres empates que han dejado un regusto agridulce, aunque mucho más dulcificado tras la reacción en El Mazo ante el Haro, cuando el Burgos igualó el marcador jugando en desventaja.

Precisamente esa circunstancia, la expulsión de Borja Sánchez en tierras riojanas y su consecuente sanción, obligan a Estévez a hacer cambios en el once. El de Arenas de San pedro ha sido indiscutible en el arranque y uno de los jugadores que mejor nivel ha mostrado, por lo que su ausencia trastoca al capilurrio. Por el contrario, la noticia positiva es el regreso de Indiano tras dos ausencias. “La brújula”, como le definió Estévez, es un jugador llamado a llevar la manija del equipo y su retorno podría aliviar la carencia de Borja.

Fuera de lo deportivo, el duelo será especial por la reapertura de la que ahora será superpoblada Lateral más de una temporada después. “No podemos pedirles más, ahora nos toca dedicarles una victoria y darles una alegría”, afirma Estévez. Que así sea.