Actualidad - 19/01/2020

Por Burgos CF

El Burgos busca reencontrarse con el triunfo



Mantener las buenas sensaciones pero traducirlas en un triunfo. Ese es el objetivo del Burgos Club de Fútbol en un duelo de este mediodía (12:00 horas) ante el filial del Deportivo Alavés en Ibaia. Una cita importante para los blanquinegros, que quieren mantener la línea positiva de las últimas jornadas.

Las múltiples oportunidades generadas ante los txuri urdin el pasado domingo en El Plantío no sirvieron para vencer, pero sí para transmitir más muestras de la mejoría obligada tras el mal final de 2019. El nuevo año ha comenzado con una victoria y un buen partido, y ahora el reto es seguir sumando mientras las prestaciones futbolísticas mejoran.

Para ello ha llegado al club varios jugadores en busca de dar un salto de calidad: Lobato, ya titular en las dos fechas precedentes; Miki Muñoz, que gozó de minutos ante el Sanse y seguirá creciendo; y Alarcón, que podría debutar hoy mismo como blanquinegro. Futbolistas con trayectoria en la categoría y calidad para dar mayor poso al equipo y buscar escalar posiciones de manera progresiva en la tabla clasificatoria. Y se suman a ellos Pisculichi una vez superada la lesión que se produjo en Leioa y Undabarrena y Toché tras cumplir partido de sanción.

Enfrente, un filial que en El Plantío dejó sensaciones positivas y que ha mostrado mucha solvencia, siendo muy complicado para todos los equipos ganar ante ellos: no lo ha logrado el Logroñés en dos ocasiones (sendos empates), tampoco la Cultural Leonesa (1-1) y por la mínima lo hizo el Bilbao Athletic (1-0). Un equipo que está acusando sus problemas en la definición, ya que solo acumula 17 goles a favor, pero que es sólido atrás, ya que solo ha recibido 20 goles.

Acompañado por medio centenar de blanquinegros, el Burgos tiene hoy en Ibaia una prueba de fuego a su crecimiento: mantener las buenas sensaciones y conseguir los puntos en juego, doble y apasionante reto.