Actualidad - 02/09/2020

Por Burgos CF

Informe del inicio de la Pretemporada Blanquinegra



El Burgos Club de Fútbol dio la bienvenida al mes de septiembre con la apertura de la pretemporada 20-21. Tras realizar los primeros tests del COVID-19, de los cuales en su totalidad los resultados fueron negativos, los entrenamientos del equipo blanquinegro iniciaron con la presencia de 29 jugadores entre los que resalta la presencia de 10 burgaleses. 

En sus primeros días al mando de la plantilla, el técnico Julián Calero destacó la ilusión de todos sus dirigidos con la vuelta al trabajo: “Hemos tenido un nivel de intensidad más alto del esperado, después de tantos meses teníamos la preocupación de saber si los jugadores iban aguantar el ritmo, pero los chicos han sido profesionales y han venido bien cuidados”, resaltó el madrileño. 

Pese al estricto protocolo de seguridad que se estableció en la Ciudad Deportiva de Castañares, Calero resalta las sesiones de trabajo como un incentivo para olvidar la situación que padece el mundo actualmente: “El fútbol es una vía que nos hace olvidarnos de todo, pero evidentemente cuando ya estamos fuera del campo seguimos cumpliendo con todas las medidas de seguridad”.

Previo a lo que será la segunda sesión del día  este miércoles, el técnico ya piensa en lo que será el inicio de la competición el próximo 18 de octubre: “Quiero centrarme en la primera fase que sabemos nos obliga estar entre los tres primeros, queremos pensar en grande, que Burgos sueñe en grande, pero siempre con los pies en el suelo ya que se trata de un reto difícil en una competición muy corta” finalizó el técnico blanquinegro.