Actualidad - 10/01/2020

Por Burgos CF

"Vamos a ver cómo evolucionan los lesionados y enfermos"



José María Salmerón, técnico del Burgos Club de Fútbol, ha asegurado esta mañana ante los medios de comunicación que las múltiples ausencias y dudas “no son una excusa para que salgamos a buscar la victoria” ante la Real Sociedad B. El almeriense espera recuperar efectivos, aunque ha afirmado que sus jugadores están preparados para dar la cara ante el filial txuri urdin.

Tras el entrenamiento realizado en el José Manuel Sedano, en el que se han unido a la dinámica del grupo los nuevos fichajes (Miki Muñoz y Rosales), el entrenador ha atendido a los periodistas, ante los que ha admitido los problemas para confeccionar el once del domingo. “Mañana a la conclusión del entrenamiento analizaremos en qué condiciones se encuentran los jugadores, tanto quienes tienen alguna molestia como quienes están enfermos (varios futbolistas han tenido problemas con la gripe en las últimas semanas) y veremos cuál es la mejor posibilidad”, ha explicado.

Una circunstancia, no obstante, que no es impedimento para que el equipo busque la victoria. “Con los que tengamos, sabiendo como sabemos que viene un rival en buena dinámica y que por ser filial tendrá un ritmo más elevado que el que imprimió el Barakaldo, trataremos de explotar nuestras virtudes y sumar los puntos”, ha argumentado Salmerón.

“Las dos últimas jornadas estamos casi en unas condiciones en las que tenemos apenas 11 o 12 jugadores disponibles y en el banquillo gente que está algo más justa pero que en un momento dado pueden aportar y sumar”, ha añadido, para explicar las dificultades encontradas en las últimas semanas.

Con respecto a los últimos fichajes, Salmerón ha admitido que aún están lejos de poder aportar al grupo, ya que llegan faltos de competición y de dinámica de grupo. “Con Lobato sabíamos que el rendimiento era inmediato, que estaba preparado para jugar, pero con Miki y Matías (Rosales) es diferentes, necesitan mucho más tiempo para prepararse y, sobre todo, estar en buenas condiciones físicas”, ha admitido. Aunque, eso sí, “son dos muy buenos jugadores que nos van a dar mucho”, ha advertido.