Actualidad - 13/10/2019

Por Burgos CF

El Burgos, a fortalecerse en El Plantío



El Burgos Club de Fútbol busca esta tarde en El Plantío (17:00 horas, Osasuna Promesas como rival) cumplir con una de las máximas imprescindibles para aspirar a la zona alta de la clasificación. Los blanquinegros, con Óscar Río ‘Fosky’ en el banquillo, necesitan hacer de El Plantío un fortín sobre el que fundamentar la escalada clasificatoria, por lo que tratarán de lograr su segundo triunfo consecutivo en casa.

En una semana atípica por el cese de Fernando Estévez como técnico del primer equipo, Fosky se ha puesto al frente del equipo y ha dirigido las sesiones de la semana. Para el burgalés el reto era mayúsculo: tratar de que el bloque se aísle del entorno, que no se sienta molesto por el ruido y que trabaje para afrontar el duelo en las mejores condiciones físicas y mentales posibles.

Porque más allá de quién sea el inquilino definitivo del banquillo lo importante es mantener la línea de puntos sumados de las últimas jornadas y conseguir el segundo triunfo en El Plantío tras el logrado hace dos semanas ante el Salamanca CF UDS (1-0) con gol de Marcelo.

Hombre de la casa y comprometido, Fosky ha asumido el reto y ha tratado de recordar a los jugadores la importancia de repetir aquello que se ha hecho bien y reducir los errores que han llevado al cambio en la caseta, haciendo especial énfasis en el necesario compromiso y esfuerzo para llevar la nave al puerto deseado y marcado en los meses de pretemporada.

El rival de esta tarde, Osasuna Promesas, es como todo rival imprevisible, capaz de lo mejor y de lo peor. En este arranque de liga, en el que ha sumado 9 puntos (un triunfo burgalesista permitiría, por tanto, ganar al menos una posición y seguir creciendo) ha ganado tres duelos y perdido 4, anotado 10 goles y encajado 12. Se ha desenvuelto bien como local, pero lejos de Tajonar aún no ha puntuado y solo ha logrado un gol a favor.

Los datos invitan al optimismo, pero el fútbol es siempre imprevisible y más ante equipos filiales, por lo que los de Fosky, que tiene las bajas seguras de Pizzorno y Goti, deberán tener en cuenta las virtudes de los de Santi Castillejo: velocidad, intensidad en busca de la recuperación y poderío en el balón parado.

Olvidando el futuro del banquillo, el Burgos tiene esta tarde una cita fundamental para asentar los cimientos del proyecto.