Actualidad - 08/01/2020

Por Burgos CF

"Este es un club y una ciudad donde se respira fútbol"



Rubén Lobato, que el domingo debutó con la camiseta del Burgos Club de Fútbol, se ha mostrado esta mañana ante los medios de comunicación satisfecho con sus primeros días como blanquinegro. “El míster me dio algunas indicaciones y yo traté de ayudar y hacerlo lo mejor que uno sabe; la verdad es que no esperaba que las cosas funcionaran tan bien”, ha explicado.

El primer fichaje invernal del club ha asegurado que para él no ha sido difícil aceptar la propuesta blanquinegra. “Conocía el Estadio de haber jugado (con el Lealtad) y de haber visto partidos y la verdad es que este es un club y una ciudad en la que se respira fútbol, donde da gusto jugar”, ha dicho. Y ya en verano hubo negociaciones que finalmente no fructificaron: “desconozco si no hubo acuerdo por parte del Burgos o del Eibar (a cuya disciplina pertenecía entonces), pero la realidad es que no se materializó”, ha resumido. “Ahora sí, y estoy contento y con la intención de ayudar”, ha añadido.

Olvidando el pasado más inmediato y pensando en el futuro, Lobato no se marca objetivos, aunque es ambicioso. “De las primeras cosas que me dijeron es que la situación actual no se corresponde con las expectativas. Y ahora está en nuestras manos y en nuestro trabajo revertirla”, ha comentado. “Ganando un par de partidos te acercas a la zona alta, y eso es lo que queremos conseguir, sin pensar en nada concreto, pero mirando hacia arriba y no hacia abajo”, ha dicho. “Pero vamos a esperar a ver estos próximos partidos cómo evoluciona la cosa; queda mucho tiempo y no se puede decir que sea imposible llegar a la zona alta”, ha añadido, con prudencia.

En cuanto al próximo rival, la Real Sociedad B, Lobato confía en que el equipo dé la cara y dé muestras de una mejoría que ya comenzó ante el Barakaldo. “Es un buen equipo, que lleva varias temporadas entre los mejores, pero nosotros lo que tenemos que hacer es mirar a nosotros mismos”, ha concluido.