Primer equipo

Mágico (0-1)

El Burgos conquista el Tartiere, en el césped y en la grada

Prensa Burgos CF

En el corazón del Carlos Tartiere, contorneando uno de sus anillos centrales, puede leerse uno de los principales lemas del sentimiento oviedista: “Orgullo, valor y garra”. Algo sabe, también, de orgullo –y tradición– el Burgos Club de Fútbol. Un club espejo y similar en sentimiento que, como el Real Oviedo, sabe lo que es penar por los campos más bajos del fútbol español. El orgullo es cuanto comparten. Y no es poco. Al fin y al cabo, fue lo que les levantó siempre.

Al orgullo habría que sumarle, en ambos casos, una hinchada fiel. Acostumbrada a los golpes. Ejemplar. Incapaz de abandonar a su equipo. La burgalesista volvió a demostrarlo este domingo en la capital del Principado de Asturias. Más de 700 blanquinegros empujaron a su equipo hacia la victoria.

Con las únicas novedades en el once de Grego Sierra, formando retaguardia de tres, Matos y Mourad, en la punta de ataque, el Burgos saltó al verde carbayón espoleado por el aliento de su gente, indiscutible gobierno en lo alto del fondo sur.

Así, a los 8 minutos, Goldar percutió con la cabeza un envío desde la esquina y acarició el primero de la tarde. El gallego había salvado poco antes una internada de Manu Vallejo, aunque el atacante local estaba en fuera de juego.

Fue lo único del Real Oviedo en una primera mitad dominada en el peligro y la insistencia por el equipo burgalés que, vestido todo de fucsia, tuvo incluso tiempo para las filigranas: como un espectacular caño de mágico Atienza al cuarto de hora de juego que levantó al público visitante de sus asientos. Precisamente, el futbolista madrileño recibiría una fea entrada de Jimmy en el 20, que Guzmán Mansilla sancionaría con la primera tarjeta del partido.

En el 21, Gaspar exigió con una volea durísima una gran atrapada del francés Quentin Braat. Y al poco, en otra jugada de equipo, Areso se animaba por la diestra a tirar otro túnel, para sentar a su par y buscar a Gaspar, que le sirvió a Matos una ocasión de sonido gol. El disparo del utrerano lo tapó Lucas in extremis.

Al filo del descanso, el lateral zurdo del Burgos pediría penalti por un empujón cuando encaraba puerta. Nada que objetar para Guzmán Mansilla. Como no queriendo atender a la queja, de nuevo Gaspar Campos –espléndida primera parte del guaje gijonés, extramotivado– catapultaba un venenoso disparo desde media distancia que a punto estaba de sorprender a Braat. Sujetado y anulado en fase ofensiva, el equipo de Álvaro Cervera no apareció por el área de Caro en toda la primera parte.

El segundo acto arrancó igual, con el Burgos apretando en campo rival. Matos le puso una bola buenísima a Mou. El remate del hispano-marroquí se quedó encajado en las piernas de un rival. El Oviedo tuvo otro acercamiento, pero si alguien merecía el gol era el cuadro burgalés.

Y lo acabaría consiguiendo. En el minuto 50, Areso encarriló por enésima vez una carrera en tren. El expreso de Cascante amagó un golpeo y se marchó de Abel Bretones. Apurando la línea de fondo, colgó la pelota al área pequeña donde apareció, con la testa, mágico Atienza para perforar las mallas y hacer estallar al fondo sur.

El tanto desesperó al Oviedo. Rodri Tarín vio otra tarjeta por otra dura entrada y Sergi Enrich fue expulsado con roja directa en el 55 por protestar de forma reiterada y sucesiva al linier, primero y después, al colegiado.

El Burgos agarró la pelota. La afición burgalesista empezó a cantar olés. Luismi le dejaba los tacos por en el tobillo a Matos y era amonestado.

En el 69, Calero dio entrada a Curro Sánchez por Mourad. Minutos, por fin, para el mediapunta onubense, tras perderse el duelo frente a Las Palmas.

En el 78, Bermejo dejó su sitio a Valcarce y Mumo entró por Gaspar.

A pesar de jugar con uno menos, las urgencias empujaron al Oviedo a buscar con ahínco el empate. Rodri Tarín pudo lograrlo en una bola que se estrelló en la cruceta. Churripi le salvó otro gol a Leo Sequeira. Pero el Burgos también pudo sentenciar en varias ocasiones. Elgezabal, Curro Sánchez o Valcarce tuvieron sendos tantos en sus botas. En la recta final, Fran García había entrado por Matos y Raúl Navarro por Areso.

Nada se movió. Al fin, tres puntos. Valió el cabezazo de mágico Atienza. Tan mágico como el triunfo en un estadio ultracomplicado como el Tartiere. Tan mágicos como los 43 puntos para, hipnotizados por la magia, seguir soñando.

Resumen del partido
Real Oviedo
Real Oviedo
LALIGA HYPERMOTION · J27
0
-
1
Carlos Tartiere
Burgos CF
Burgos CF
Alineaciones
Braat photo
01Braat
Atienza photo
05Atienza
Abel Bretones photo
02Abel Bretones
Mourad photo
09Mourad69
Rodri Tarín photo
03Rodri Tarín
Bermejo photo
10Bermejo77
Luismi photo
05Luismi
Gaspar photo
11Gaspar77
08Manu Vallejo
J.a Caro photo
13J.a Caro
Dani Calvo photo
12Dani Calvo
Elgezabal photo
14Elgezabal
Jimmy photo
14Jimmy
Córdoba photo
18Córdoba
Koba Leïn photo
18Koba Leïn63
Areso photo
19Areso84
Sergi Enrich photo
23Sergi Enrich
Grego S. photo
20Grego S.
Lucas photo
24Lucas76
21Goldar
40Moro76
Matos photo
23Matos84
Suplentes
Álvaro Cervera
Julián Calero Fernández
Borja S. photo
10Borja S.
Dani Barrio photo
01Dani Barrio
Marcelo photo
11Marcelo
Borja G. photo
02Borja G.
T. Nadal photo
13T. Nadal
Fran Garcia photo
03Fran Garcia84
Luengo photo
15Luengo
Zabaco photo
04Zabaco
16Camarasa
R. Navarro photo
06R. Navarro84
17Leo Sequeira76
Artola photo
07Artola
Montoro J.m. photo
19Montoro J.m.63
P. Valcarce photo
08P. Valcarce77
Pomares photo
21Pomares
12S. Castel
22Juanfran76
J. Hernández photo
15J. Hernández
31Mangel
Curro photo
16Curro69
Mumo photo
22Mumo77
Goles
Equipo arbitral
José Luis Guzmán Mansilla
Árbitro
Ángel Valverde Martínez
Árbitro de Línea#1
Ángel Munuera Montero
Árbitro de Línea#2
Manuel Camacho Garrote
Cuarto oficial
David Pérez Pallas
Árbitro Asistente de Vídeo
Gorka Sagués Oscoz
Asistente VAR Oficial