Actualidad - 31/01/2020

Por Burgos CF

"Los fichajes nos permiten tener posiciones estables"



José María Salmerón, técnico del Burgos Club de Fútbol, ha afirmado esta mañana a la conclusión del entrenamiento realizado en el José Manuel Sedano que los últimos movimientos realizados en la plantilla “evitan tener que situar a jugadores fuera de posición”, una situación que ha sido habitual durante la campaña “por diferentes circunstancias”, ha añadido.

Para el almeriense, pese a la última “decepción” debido al empate ante el Haro Deportivo, “el equipo está en una línea positiva desde que hemos regresado del parón” invernal. “Hemos ganado un partido, perdido otro y empatado dos, que no son números espectaculares, pero todo en partidos en los que hemos estado más cerca de la victoria que de la derrota”, ha recordado.

Cuestionado sobre la falta de gol del equipo, Salmerón ha evitado apuntar a los delanteros recordando que la responsabilidad “tanto en faceta defensiva como ofensiva” es de todos; “de los compañeros depende crear las oportunidades para marcar gol, y a la hora de evitarlos, el trabajo empieza en la presión de los delanteros”, ha aseverado.

Y en este trabajo colectivo está trabajando el global el grupo, que no olvida la clasificación, pero le quita trascendencia. “Con tres puntos más estaríamos prácticamente en mitad de la tabla y la situación realmente sería la misma. Ahora lo que estamos es tratando de encontrar el equilibrio en el equipo, de ser un equipo más ordenado y consistente” para hacer una segunda vuelta “mejor que la primera”, que es el gran déficit del Burgos en esta temporada, ha recordado Salmerón.

Para ello, Salmerón podrá contar con los nuevos fichajes recién llegados esta semana, Pere y Cerrajería, dos futbolistas que llegan “en condiciones de competir y ayudar. Pere ha disputado una docena de partidos en el Rayo Majadahonda y Cerrajería ha estado entrenando con normalidad e incluso el jueves estuvo convocado en Copa, así que lo que toca es adaptarles lo más rápido posible al grupo”, ha explicado. Dos llegadas, por cierto, que permiten “tener posiciones estables, evitando una situación que se ha repetido durante la temporada en muchas ocasiones por diferentes situaciones, que es utilizar jugadores en posiciones impropias”, ha concluido.